Ley de partidos y la indiferencia de la clase media dominicana

Orlando Santos y ClaudiaRita

Por: ClaudiaRita

Es impresionante el nivel de indiferencia ante la mejor posibilidad que hemos tenido los dominicanos y dominicanas de tener un sistema electoral verdaderamente regulatorio y participativo.

Luego de tanta lucha que hemos realizado algunos  a modo incansable en todos los medios a los que hemos podido tener acceso exigiendo contar con una ley que sirva para el desarrollo de nuestra democracia, como también, algunos políticos y un grupo de abogados y sociólogos profesionales que han organizado foros y debates promoviendo la importancia de una Ley de Partidos eficiente, el actual presidente de la Junta Central Electoral somete un modelo de proyecto que es una oda al retroceso donde se vuelve a poner la cuota de la mujer en un 33% luego de que se pactara un 60-40 en las congresuales y un 50-50 en las municipales.

Sobre el financiamiento, es un verdadero chiste lo que plantea dicho documento en cuanto a la manera de reportar los gastos del presupuesto PÚBLICO que sale de nuestros bolsillos, donde los partidos y candidatos lleven un libro de gastos, así mismo como lo están leyendo; mientras a las instancias del Estado se les exige un portal de transparencia y rubros en que invertir, a los partidos con llevar un libro de gastos de los miles de millones de pesos que se les da para sus campañas que se manejan a modo particular, los cuales, ni  llegan donde deben de llegar, es decir, un monto razonable para TODOS los candidatos y TODAS las candidatas.

Como hemos manifestado anteriormente, el tema de las primarias abiertas sería también el gran paso a lo diferente, quitaría el secuestro de los padrones y restaría poder a particulares dentro de los partidos que juegan con esta información a su antojo impidiendo que los propios miembros desarrollen carreras políticas de cara a la sociedad que les permita aspirar a plazas electivas (regidurías, senadurías, diputaciones, etc.)

Grupos de la supuesta “sociedad civil” como FINJUS, CONEP, etc. (supeusta porque no representan intereses comunes, sino, particulares) que, no sólo recibieron el documento en las manos de la propuesta de Ley de Partidos del anterior presidente de la Junta Central la cual proponía el sistema PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias para los partidos), más bien aplaudieron el esfuerzo en años anteriores  y hoy dicen todo lo contrario. Casualidad que el Director de FINJUS y el Presidente actual de la Junta Central Electoral son hermanos ¿Qué está pasando en República Dominicana?

Entérate y escucha nuestro audio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *